París, capital de Francia, es uno de los núcleos económicos más importantes de Europa. Es el destino turístico más popular del mundo, con más de 42 millones de visitantes extranjeros por año. Cuenta con muchos monumentos, entre ellos: la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, la Avenida de los Campos Elíseos, el Arco de Triunfo, la Basílica del Sacré Cœur, el ex Hospital de Los Inválidos, el Panteón, el Arco de la Defensa, la Ópera Garnier o el barrio de Montmartre, el Louvre, el Museo de Orsay y el Museo Nacional de Historia Natural de Francia.

Nosotros vimos la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo, el Museo Grèvin y por último, fuimos a Disneyland Paris. Es cierto que el tiempo que estuvimos en París fue poco, y no da para ver mucho, así que aconsejamos que para poder disfrutar bien e ir tranquilamente por esta ciudad, se vayan unos cuantos días más.

¿Qué debemos saber/llevar?

  • Dinero, bastante, ya que París es “algo” (por no decir muuuy) caro.
  • Un paraguas. Nunca sabes cuándo va a llover. Parará, continuará, parará y empezará de nuevo. Y tú ahí, bajo el balcón de algún edificio observando las vistas de las tiendas cerradas.
  • Saber bien adónde vas y dónde vas a quedarte a dormir, ya que hay algunos lugares en París que son bastante peligrosos.
  • Ropa adecuada. Simplemente tienes que tener en la maleta ropa que sea adecuada a la estación y a lo que vayas a hacer. No sería buena idea salir con tus amigos a correr en traje.
  • Una buena cámara de fotos con su batería cargada y tarjeta vacía. En París hay demasiadas cosas que ver y muchas cosas que fotografiar, ya sea la gente, los edificios, los monumentos o las palomas. Mejor asegurarse de tenerlo todo preparado para esa foto de último momento.
  • No utilices los datos de tu móvil, de hecho, apágalos. Si te arriesgas a usarlos, dependiendo de tu companía telefónica, puede que te salga más que el viaje.
  • Cargadores.
  • Hazte un buen cursillo de francés. A algunos franceses no les gusta tener que esforzarse para entender las cosas, y de hecho, pocos te hablarán en inglés. Nunca faltará el listillo que te cobrará de más por ser turista y no entender nada de lo que está diciendo.
  • Saber bien los horarios de apertura y cierre.
  • Si vas con poco tiempo, tener bien localizados los lugares a los que quieres ir y en caso necesario, el transporte que debes utilizar para llegar hasta ellos. De modo que necesitarás planos del metro y de la ciudad.
  • Para subir a la Torre Eiffel, lo mejor será que compres entrada por internet, ya que las colas que se forman son inmensas.